martes

Una sorprenderte VERDAD sobre los HOMBRES y el sexo MASCULINO


La MASCULINIDAD no ha sido como lo han mostrado los hombres por siglos.
La MASCULINIDAD es distinta de una cultura a otra, tiene muchisimas variantes y cada vez es mas vulnerable y digna de estudios y de análisis.
Esto no necesariamente es malo, mas bien, creo que es algo bueno. 
La caída de mitos y falsas verdades pueden ser positivas para mejorar las relaciones humanas, y de pareja. 
Los cambios culturales están a la orden del día  y la ciencia esta ayudando para que la verdad, sobre uno u otro sexo,  sea visible.
Me interese por este tema al leer un articulo que habla sobre el libro escrito por el Dr. Abraham Morgentaler, quien es un medico urólogo, profesor de Harvard y fundador de Men’s Health Boston.
Las revelaciones que ofrece sobre la sexualidad masculina permiten reflexionar sobre la importancia de conocer la psicología masculina para comprender su sexualidad.
Aquí les comparto algunos aspectos relevantes del libro del Dr. Morgentaler, ya que después de  25 años de experiencia como terapeuta sexual nos comparte algunas interesantes conclusiones.

  • Existen más hombres de los que pensamos, que fingen los orgasmos (para saber cómo lo hacen, hay que leer su libro), y que suelen ocurrir por factores tan distintos como la medicación a la que están siendo sometidos (especialmente antidepresivos) o, simplemente, por una cuestión psicológica. ¿Por qué ocurra esto? Por una sencilla razón: porque los hombres, cada vez más inseguros, se sienten en la necesidad de ser capaces de hacer lo que se espera de ellos. Y, entre todas esas cosas se encuentra tener un orgasmo.
  • A veces los hombres no consiguen comportarse en la cama como a sus parejas les gustaría. O como piensan que ellas preferirían. Cierto es que en la mayor parte de casos se trata de personas con problemas sexuales concretos, pero incluso algunos amigos del autor admitieron que habían fingido el placer en un momento u otro. La primera vez que Morgentaler se encontró un caso semejante fue cuando un paciente reconoció que lo hacía para escapar de la vergüenza que suponía no ser capaz de alcanzar el orgasmo a través del sexo con su mujer. La razón que aducía el paciente para justificar su comportamiento es que “simplemente estaba intentando hacer lo que pensaba que era lo indicado para su pareja”.
  • A muchos hombres les ocurre algo semejante, sin necesidad de llegar a tales extremos, pues mientras la mayor parte de investigaciones realizadas durante la última mitad del siglo han contribuido a definir la sexualidad femenina como algo altamente complejo, la idea de que los hombres son sencillos y que se mueven únicamente por el mero placer se ha extendido cada vez más. “Por cada hombre que se comporta de manera inapropiada, puedo mostrarte a otros diez que son dedicados, atentos y hacen todo lo posible para ser una buena pareja”, indica el urólogo al comienzo de su libro. “Hemos aceptado que las mujeres son complejas, pero pensamos que los hombres son simples”.
  • Los hombres se preocupan mucho más por sus parejas de lo que cabría pensar, y les importa más que su pareja llegue al orgasmo que ellos mismos. Esto fue una de las primeras peculiaridades que Morgentaler se encontró en los comienzos de su carrera profesional a finales de los años ochenta. 
  • “Antes de que el Viagra apareciese, nadie había escuchado la palabra ‘pene’ en el discurso público, y ahora escuchamos continuamente noticias que alarman sobre erecciones de cuatro horas en los medios de comunicación”. Este proceso de democratización de la sexualidad, como él mismo lo llama, ha solucionado algunos problemas pero ha dado lugar a otros.
  • Debido a que el hombre ya no es el proveedor material, como lo fue en un pasado, y su papel en la vida pública ha perdido importancia a favor del de las mujeres, ya sólo les queda un territorio en el que demostrar lo que saben hacer: La cama.
  • Más de la mitad de los hombres que traspasan la barrera de los cuarenta años sufren algún problema de disfunción eréctil, y entre el 10 y el 30% de los varones han manifestado problemas de eyaculación precoz. La consecuencia de todo esto,  es que “las mujeres no comprenden correctamente a los hombres y estos se sienten solos”.
  • Otra realidad sobre la sexualidad masculina es que Los niveles de testosterona se reducen según pasan los años (aunque cada vez se ve más este problema entre hombres de veinteañeros), lo que da lugar a, además de una peor vida sexual, a una sensación de decaimiento o diversas dolencias como diabetes, osteoporosis o problemas cardíacos.
  • Finalmente, el reto de la ciencia, así como de otras disciplinas del conocimiento humano, es conseguir explicar al hombre en la misma medida que se ha conseguido explicar a la mujer, y  sin recurrir únicamente a lo  biológico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Visitantes Recientes